Portal de Estudios Sociales
  • Libros

    Corpos em concerto: diferenças, desigualdades, desconformidade La fiesta y la vida. Estudios desde una sociología de las prácticas intersticiales Sensibilidades en juego: miradas múltiples desde los estudios sociales de los cuerpos y las emociones Cuerpos y Emociones desde América Latina El purgatorio que no fue. Acciones profanas entre la esperanza y la soportabilidad Cuerpo(s) Subjetividad(es) y Conflicto(s) Policromía Corporal. Cuerpos, Grafías y Sociedad. Mapeando Interiores.Cuerpo, Conflicto y Sensaciones Itinerarios de la protesta y del conflicto social El proceso de investigación social cualitativo Geometría del Conflicto De Insomnios y Vigilias en el Espacio Urbano Cordobés Combatiendo fantasmas El campo en la ruta
  • Ir...
  • Clic para ingresar Clic para ingresar
  • Histórico del sitio

  • Recibir novedades

    Rellene el siguiente formulario para suscribirse y recibir nuestras novedades.

• jueves 25 junio, 2009

Los integrantes del Programa de Acción Colectiva y Conflicto Social del CEA-UE del Conicet manifestamos enfáticamente nuestra posición en contra del uso y/o la posible aceptación por parte de Universidades de los fondos provenientes de YMAD (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio), que por segundo año consecutivo se han repartido entre las Universidades Nacionales del país, de acuerdo a lo establecido por el art. 18 de la Ley Nro. 14.771 y lo resuelto en el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional)


A veces nos sobrevivimos… Y empezamos entonces a ver lo que hemos hecho con cierta serenidad.  Y vemos entonces que nos hemos desviado y que ya no podemos volver a la recta senda, porque el barro en el que nos metimos por la pasión nos aprisiona y nos lleva cada vez mas hondo.  Donde ya no actúa la pasión sino los intereses que nos entierran hasta la verija. Es cuando empezamos a sentir cansancio. Cansancio moral.

Arturo Jauretche. Prosas de hacha y tiza

 

Los integrantes del Programa de Acción Colectiva y Conflicto Social del CEA-UE del Conicet manifestamos enfáticamente nuestra posición en contra del uso y/o la posible aceptación por parte de Universidades de los fondos provenientes de YMAD[1] (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio), que por segundo año consecutivo se han repartido entre las Universidades Nacionales del país, de acuerdo a lo establecido por el art. 18 de la Ley Nro. 14.771 y lo resuelto en el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional)

Dentro de las consideraciones que nos llevan a impulsar el rechazo a la aceptación de estos fondos, destacamos la abierta contradicción entre el sentido político originario de la Ley Nro. 14.771 que estableciera la asignación de fondos resultantes de la explotación del yacimiento para las Universidades Nacionales, y la significación que cobra en el marco de las actuales circunstancias y condiciones en las que dicho reparto se efectiviza.

No se puede hacer caso omiso de las cuantiosas y graves denuncias que, más allá de los estrados judiciales, vienen realizando las poblaciones aledañas a las explotaciones a cielo abierto sobre el severo impacto socioambiental, económico, político y cultural que esta explotación ha significado y continúa provocando en su zona de influencia. 

Desde el Programa de Estudios, durante el año 2007, realizamos la primera

“Jornada de Debate y Trabajo Colectivo. Acción Colectiva y Conflicto Social contra la Expropiación y Depredación de la Naturaleza. Modelo de Acumulación y Ambiente en la reconfiguración neocolonial del capital”; instancia de reflexión compartida con diferentes actores, movimientos y  organizaciones sociales que protagonizaron y protagonizan acciones de protesta y lucha contra este tipo de emprendimiento (Ver boletín).  En este marco quedaron evidenciadas las consecuencias depredatorias de la mercantilización de la naturaleza, ya vía concentración de la propiedad y usufructo de los recursos naturales, ya a través de la destrucción de los ecosistemas terrestres y acuáticos y la socialización asimétrica de los daños y riesgos para la vida.

Frente a este panorama, la Universidad Nacional no puede seguir permaneciendo al margen de los conflictos suscitados. Como institución dedicada a la investigación científica, no puede ignorar la vasta bibliografía que se ha compilado ya al respecto ni las voces de investigadores y actores sociales que en su propio seno se han pronunciado y se pronuncian respecto a las consecuencias de esta actividad.

No se puede proponer una actitud dialoguista que opera como línea de fuga hacia una ‘solución técnica’, cuando desde hace tiempo no se escucha lo señalado en investigaciones de la(s) misma(s) universidad(es), y más concretamente se han aceptado los fondos distribuidos en 2008.

La drástica redefinición del orden capitalista mundial y la profunda transformación de la cartografía geopolítica imperial, operada bajo la hegemonía de las políticas neoliberales, han dado lugar a nuevas formas de expropiación de las energías corporales, sociales y de las fuentes / flujos de energías materiales; proceso en el que peligrosamente se encuentran atravesadas las energías críticas de las Universidades Nacionales si no aceptan una definición política de esta situación conflictual. El riesgo es, lisa y llanamente, la cooptación ideológica de las posibilidades de producción científico-técnica en las nuevas condiciones de colonialidad.

Exponiendo sintéticamente nuestra posición:

a) La minería a cielo abierto es agresiva con la naturaleza y los seres humanos en el presente y mata las posibilidades de futuro; constituye una expresión de un modelo de depredación de los bienes comunes que se viene instaurando en el país, con activa participación del Estado.

b) El modelo minero-agro exportador a nivel internacional se conjuga con un modelo de producción de conocimiento; el debate no se centra en qué hacemos con los fondos, sino cuáles son las consecuencias en las prácticas académicas de complicidad y silencio ante el avance del capital extranjero. La recepción y aceptación de estos fondos provenientes de la minera se vuelve más vergonzosa por cuanto se parece a un chantaje disfrazado de responsabilidad social empresarial.

c) Es necesario reconstruir los derroteros de la legislación para comprender que la relación entre la explotación minera y las universidades se gestó bajo el espíritu de un desarrollismo circunscripto al control del Estado de los recursos naturales estratégicos. Sólo en ese marco, las Universidades son las encargadas de producir conocimiento aprovechando los recursos de este tipo de explotación. El giro hacia la re-primarización de la economía en nuestro país, la flagrante venta y privatización de los bienes comunes a capitales transnacionales modifica sustancialmente el escenario en el cual se relacionan las Universidades Nacionales con los fondos de la minería.

d) La soberanía energética, alimentaria de un Estado no se declara, sino que requiere de la acción política de sus habitantes y de instituciones como las Universidades Nacionales. El reclamo por el compromiso de la Universidad con su sociedad local no puede traducirse en una articulación funcional a empresas extranjeras, sino que debe orientarse a generar realmente espacios en su interior para el diálogo con las mayorías más postergadas de nuestra sociedad.

“…Descubrir las zonceras que llevamos adentro es un acto de liberación: es como sacar un entripado valiéndose de un antiácido, pues hay cierta analogía entre la indigestión alimenticia y la intelectual.”
Arturo Jauretche. Manual de Zonceras Argentinas

 

Documentos de Interés:

1- Carta de Pérez Esquivel a Consejo Interuniversitario Nacional (CIN)
2- Ley Nº 14771
3- Carta de Raúl A. Montenegro a la Decana de la Facultad de Psicología de la UNC.
4- Acuerdo Plenario del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) 2008
5- Acuerdo Plenario del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) 2009
6- Toma de posición de CONADU HISTÓRICA – CTA
7- Informe sobre impacto de la gran minería realizado por Juliette Renaud (asesora de Adolfo Pérez Esquivel)

Deja un comentario.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar una respuesta. Hacer un pinging no está disponible.