Portal de Estudios Sociales
  • Libros

    Corpos em concerto: diferenças, desigualdades, desconformidade La fiesta y la vida. Estudios desde una sociología de las prácticas intersticiales Sensibilidades en juego: miradas múltiples desde los estudios sociales de los cuerpos y las emociones Cuerpos y Emociones desde América Latina El purgatorio que no fue. Acciones profanas entre la esperanza y la soportabilidad Cuerpo(s) Subjetividad(es) y Conflicto(s) Policromía Corporal. Cuerpos, Grafías y Sociedad. Mapeando Interiores.Cuerpo, Conflicto y Sensaciones Itinerarios de la protesta y del conflicto social El proceso de investigación social cualitativo Geometría del Conflicto De Insomnios y Vigilias en el Espacio Urbano Cordobés Combatiendo fantasmas El campo en la ruta
  • Ir...
  • Clic para ingresar Clic para ingresar
  • Histórico del sitio

  • Recibir novedades

    Rellene el siguiente formulario para suscribirse y recibir nuestras novedades.

• Domingo 6 Marzo, 2011

Las sucesivas agresiones que viene sufriendo la Comunidad Mapuche Santa Rosa Leleque, provincia de Santa Cruz, no pueden sorprendernos. Desde el Programa de Estudios sobre Acción Colectiva y Conflicto Social hemos denunciado el “estado de excepción como regla” que marca los contornos de la violencia neo-colonial. Como trabajadores de la ciencia, que estuvimos, estamos

y estaremos con el pueblo en su vida cotidiana, nos pronunciamos contra el entramado de complicidades estatales y empresariales, la cínica incapacidad anunciada de la justicia para canalizar las energías sociales vitales-rebeldes, y su cotidiano trabajo de minar las bases de una democracia emancipada. Ante esta nueva agresión colonial queremos compartir las palabras de la comunidad Mapuche: Marici Weu, Territorio, justicia y dignidad.

A continuación adjuntamos el comunicado de la comunidad Santa Rosa Leleque a propósito de la amenaza de desalojo.

Santa Rosa- Leleke, Cushamen- Prov. Del Chubut.  03 de Marzo de 2011.

Mari mari!
A los pu peñi.
A los pu lamien.
Y a la sociedad en Gral.

En el año 2002 decidimos retornar al territorio ancestral, donde nacieron y se criaron nuestros ancestros, donde nosotros recorríamos  desde niños.  Fuimos aprendiendo a respetar la naturaleza y a convivir con la mapu (tierra), haciendo ngellipun y distintas ceremonias propias de nuestro pueblo, manteniendo las costumbres y la forma de vivir. Es así como a finales del 2002 sufrimos el primer golpe de la justicia, quienes efectuaron el desalojo de la comunidad, donde Benetton y la Compañía Tierras del Sud Argentino S.A, nos denunció como usurpadores de nuestro propio territorio. Pasamos por un juicio  donde la justicia de tribunales de Esquel  a cargo del Dr. Jorge Ello, fallo a favor del grupo empresarial Benetton.

Durante ese tiempo viajamos a Italia a encontrarnos cara a cara con Luciano Benetton, quien entra tantas cosas que nos dijo,  nos prometió buscar una solución al conflicto y también nos dijo que: “su palabra de hombre vale más que firmar un papel”.

Luego de tres años de no haber recibido respuesta y  solución por parte del magnate italiano y por el gobierno Nacional, Provincial y Municipal, el 14 de febrero del año 2007 retornamos al territorio ancestral para ser lo que somos, Mapuche: gente de la tierra. Durante estos años hemos tenido que seguir remando contra la justicia. Al poco tiempo de haber cumplido los cuatro años en el territorio, recibimos este 1 de marzo, la orden de desalojo de parte de  la justicia de Esquel. Este fallo, fue firmado por el juez Omar Higinio Magallanes, quien nuevamente actuó a favor de La Companía Tierras del Sud Argentino S.A, propiedad de Luciano Benetton.Esta sentencia es un error de hecho y de derecho bien  concreto, ya que este juez ignoró completamente la orden de la Corte Suprema que obliga a aplicar el derecho indígena ante estos conflictos. Con esto nos deja bien en claro el desconocimiento de los derechos y las leyes que  ampara al pueblo mapuche, como el: artículo 75, inciso 17  de la Constitución Nacional, el Convenio 169 de la OIT y  la Ley Nacional de emergencia 26.160 y 26.554. Sumado a  todo esto, a la hora de la sentencia, solo tuvo en cuenta los testigos presentados por Benetton, dejando de lado completamente los testigos presentados por la Comunidad, como: Ramón Minieri historiador; las antropólogas Claudia  Briones y Ana Ramos;  y Ruben Llancaqueo, testimonios que  dan cuenta de la ocupación ancestral y el despojo.

Sentimos que la justicia y el Juez Omar Higinio Magallanes, ignora que la comunidad es reconocida por la  Provincia del Chubut mediante de la personería jurídica y  por el I.N.A.I. Mediante la Ley Nacional de Emergencia  26.160, la comunidad ha llevado a cabo el relevamiento  territorial, que implica un reconocimiento del Estado  Nacional.

Se nos viene a la memoria las palabras que una vez nos  dijo este Juez Magallanes que: “a él jamás se le ocurriría ordenar un desalojo a una Comunidad Mapuche-Tehuelche”.  Estas palabras nos hicieron entusiasmar y volver a creer  aunque sea un poco en la justicia. Hoy ante esta orden de desalojo nos preguntamos una vez mas ¿Cómo podemos confiar en esta justicia? Que falla otra vez en contra de nuestra  comunidad que resiste y lucha en 534 has., mientras que Benetton posee más de 1.500.000 has. en todo el territorio argentino. La  justicia ¿alguna vez estará de nuestro lado?

Estamos cansados de jueces sin dignidad, corruptos y que  amparan a los terratenientes y a las multinacionales.

Sentimos el acompañamiento y el reconocimiento de todas  las comunidades Mapuche-Tehuelche de la provincia del
Chubut, así como también de tantas otras que se encuentran en el Wallmapu (territorio ancestral mapuche). Estamos muy agradecidos de todo el acompañamiento recibido por los  hermanos mapuche y no mapuche.

A pesar de este fallo seguimos reafirmando nuestra  existencia y compromiso con esta pequeña porción de la  mapu, con nuestros futakecheyem(antepasados), los nien y  los newenes (fuerzas naturales) del lugar. Seguimos con la convicción de reescribir nuestra historia como pueblo  Mapuche Tehuelche y revertir la historia de despojo  humillación y saqueo.

POR TERRITORIO JUSTICIA Y DIGNIDAD
MARICI WEU! MARICI WEU!
Por cada desalojo, diez recuperaciones habrán…

Deja un comentario.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o enlazar (trackback) desde tu propio sitio.