Portal de Estudios Sociales
  • Libros

    Corpos em concerto: diferenças, desigualdades, desconformidade La fiesta y la vida. Estudios desde una sociología de las prácticas intersticiales Sensibilidades en juego: miradas múltiples desde los estudios sociales de los cuerpos y las emociones Cuerpos y Emociones desde América Latina El purgatorio que no fue. Acciones profanas entre la esperanza y la soportabilidad Cuerpo(s) Subjetividad(es) y Conflicto(s) Policromía Corporal. Cuerpos, Grafías y Sociedad. Mapeando Interiores.Cuerpo, Conflicto y Sensaciones Itinerarios de la protesta y del conflicto social El proceso de investigación social cualitativo Geometría del Conflicto De Insomnios y Vigilias en el Espacio Urbano Cordobés Combatiendo fantasmas El campo en la ruta
  • Ir...
  • Clic para ingresar Clic para ingresar
  • Histórico del sitio

  • Recibir novedades

    Rellene el siguiente formulario para suscribirse y recibir nuestras novedades.

• jueves 2 julio, 2009

“La tradición de los oprimidos nos enseña que la regla es el estado de excepción en el que vivimos (…)
No es en absoluto filosófico el asombro acerca de que las cosas que estamos viendo
sean ‘todavía’ posibles en el siglo veinte (XXI)”

Walter Benjamin, Tesis 8,  Tesis de Filosofía de la Historia

El asombro

es un crimen: el golpe de Estado en Honduras y la masacre de pueblos amazónicos en el Perú no se pueden

leer como el retorno de la barbarie, supuesta modalidad dejada atrás por el proceso civilizatorio, sino más bien como el sangriento y horroroso rostro actual de la forma de dominación capitalista neo-colonial. Capitalismo, que lejos de ser volátil y espantar al mundo con las caídas de las bolsas de acciones, se vuelve cada vez más un voraz depredador de los recursos naturales amparado por una creciente militarización y represión.

Ante esto, en las distintas geografías de Latinoamérica, se conforman colectivos que son señales de resistencia y rebeldía. Colectivos que enfrentan la continua represión, como en el caso de dos asambleístas de Famatina (Argentina) que fueron golpeadas por funcionarios públicos en las puertas de la mina en el momento en que sostenían un piquete. A pesar de que esto fue filmado, el Poder Judicial ha dictado la encarcelación de Carina Díaz Moreno, una de las asambleístas, defendiendo así los intereses de la minera Barrick Gold y el Estado Provincial. Este hecho evidencia el nudo entre intereses económicos, poder político, represión y criminalización de la protesta que desde cada instancia debemos denunciar y repudiar. Apoyamos a la comunidad de Famatina que pone el cuerpo en la lucha contra las políticas extractivas de la explotación minera en nuestro país.

La criminalización de la protesta no ha sido un dato aislado en el continente. Desde el Programa de Estudios de Acción Colectiva y Conflicto Social del CEA/CONICET se ha dado cuenta de que la judicialización de la protesta es un rasgo que prevalece en las definiciones de numerosas situaciones de conflicto en la región, más allá del carácter “progresista” o no de los gobiernos actuantes. El protagonismo de la acción militar y policial -con la venia de las instituciones del Estado- en Honduras, Perú y también en Argentina, guarda relación no sólo con la estrategia de ciertos actores frente a la creciente conflictividad social en América Latina, sino que muestra -de manera explícita y obscena- la existencia de heterogéneos mecanismos genocidas pertenecientes al régimen neo-colonial.

El mismo régimen que se apropia de los bienes colectivos naturales, con la misma fuerza y en la misma dirección, extrae las energías producto del trabajo organizado, convirtiéndolo en la excepción hecha regla, cuya consecuencia son millones de cuerpos excluidos. Pero frente a esta lógica también hay prácticas de resistencia y rebeldía. Trabajadores que se apropian de empresas y las ponen en funcionamiento contra todo un aparato legal, formalista y político que los desalienta a cada paso, que les dice que “no pueden”, “no deben”, “no les correponde”, que no. Y sin embargo, sí: luchan, puden, hacen, tienen y están. Hoy en Córdoba, los trabajadores de CIVE también pelean por continuar estas experiencias para garantizar su fuente de trabajo bajo modalidades diferentes a las extractivas. Pero se enfrentan a la negatividad de toda regla: se les cierran las puertas de la fábrica, se les pretende quitar su fuente de trabajo, sus posibilidades de sobrevivencia, ante un poder político y empresarial que se disputa la legalidad del caso. ¿Por qué CIVE no puede ser una “Empresa Recuperada”?, se pregunta un trabajador. Es claro que no se trata de un problema de legalidad.

Desde nuestro lugar, apoyamos la lucha de los trabajadores de CIVE porque, como Tosco expresó:

“Hago lo que hago porque quiero a la justicia. Si bien yo nací en una familia de pequeños propietarios y no he experimentado la injusticia que sufre tanta gente, tantos trabajadores, sé que no sólo lucha contra ella quien la padece, sino también quien la comprende… debemos luchar para construir una nueva sociedad que permita al hombre salir de la enajenación a que lo conduce este sistema que afecta hasta el derecho de vivir”. (Agustín Tosco, 1973)

Honduras, Perú, Famatina y CIVE son hoy las expresiones contemporáneas del “estado de excepción” que sigue vigente en América Latina. Nosotros, docentes universitarios, investigadores y becarios –miembros del Programa de Acción Colectiva y Conflicto Social del CEA-UE del CONICET– repudiamos enérgicamente todas estas continuidades, al igual que el asombro político-intelectual que, al decir de Benjamin, “no está al comienzo de ningún conocimiento”.

…No hay quien diga siquiera es duro este lugar por qué volviste
Solo antiguas preguntas y lo mismo terrible
la iglesia y sus mendigos
el espanto y sus jueces
el silencio y su estirpe faltándole el respeto a las estatuas
(el mundo apenas nuestro qué jodida)
La rabia no es igual crece sin tregua
Está fiera-en-acecho
Y por dentro nos dice no es posible el perdón a estas alturas

“Memorial”. Rigoberto Paredes. Poeta hondureño, nacido en Santa Bárbara, 1948Yo construyo mi país con palabras,

Digo cielo cuando miro el cielo
Digo luz, agua, corazón y lo demás ignoro.
El silencio es profundo pero amo las alturas.
Hombre son y mujeres los que alumbran mis ojos
Y mi voz está con ellos como el aire en que viven
No me importa la muerte si es justo mi combate.
Por el amor, no por odio he de sobrevivir.
Yo canto en las matanzas, yo bailo
Junto al fuego, yo construyo

Mi país con palabras“Héroe del Pueblo”. Washington Delgado. Nacido en Cuzco 1927

“Programa de Estudios sobre Acción Colectiva y Conflicto Social”
Centro de Estudios Avanzados – Unidad ejecutora de CONICET

www.accioncolectiva.com.ar

Adrián Scribano, María Eugenia Boito, Lucas Aimar, Ximena Cabral, Marcelo D´amico, Martín Eynard, Ana Cervio, Claudia Gandía, Graciela Magallanes, María Belén Espoz, Gabriel Giannone, Ileana Ibáñez, Pedro Lisdero, Ana Pamela Paz García, Patricia Mariel Sorribas, Emilio Seveso, Gabriela Vergara, Cecilia Michelazzo, Leonardo Marengo, Agustín Zanotti, Rebeca Cena, Alejandra Peano, Federico Díaz Llorente, Matías Giletta


Documentos de Interés:

Honduras:
1- Carta de Adolfo Pérez Esquivel al Secretario General de la OEA, a las Iglesias, Movimientos y organizaciones populares
2- Comunicado del Gabinete del Gobierno de Honduras en la Resistencia

Perú:
3- Declaración de Lima, CLACSO
4- IV Cumbre de los Pueblos Indígenas del Abya Yala: “Declaración de Mama Quta Titikaka”
5- Noticias sobre la masacre

CIVE
6- Sitio de los trabajadores de CIVE
7- Salirse del patrón, por Katy García/Ximena Cabral

Famatina:
8- Criminalización de la protesta- Prensa UAC
9- La lucha en Famatina contra la transnacional minera Barrick – NO A LA MINA
10- Video de Agresión a Ambientalistas
11- 

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Deja un comentario.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar una respuesta. Hacer un pinging no está disponible.